Notas de Prensa

Un nuevo estudio concluye que telmisartán ofrece mayor protección renal que losartán en pacientes hipertensos con nefropatía diabética  

Madrid, 20 de junio de 2007.- El estudio AMADEO, presentado recientemente en el congreso anual de la Sociedad Europea de Hipertensión, celebrado en Milán, es uno de los primeros en comparar el potencial protector de dos antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA-II), en pacientes hipertensos con nefropatía diabética. Los resultados de este estudio muestran que telmisartán reduce la proteinuria de manera estadísticamente significativa en comparación con losartán.

La Profesora Ellen Burgess, del Hospital Foothills de Calgary, Canadá, comentó: “Los resultados del estudio AMADEO son alentadores para mucha gente que padece diabetes tipo 2, porque sugieren que telmisartán podría aumentar la protección renal. Es particularmente interesante saber que este efecto se observa independientemente del control de la presión arterial.” Y continuó: “Telmisartán ha demostrado en otros ensayos clínicos una mayor reducción de la presión arterial comparado con losartán. En AMADEO, se permitió a los pacientes tomar otra medicación, cuando fuera necesaria, para asegurar una presión arterial similar en ambos grupos. Esto significa que los beneficios protectores observados con telmisartán son una cualidad adicional más allá de los efectos de la reducción de la presión arterial ya demostrados.”

La nefropatía diabética es una enfermedad del riñón que se da, aproximadamente, en un tercio de los pacientes con diabetes mellitus. Los resultados de este estudio podrían, por tanto, tener un impacto positivo en millones de pacientes con diabetes tipo 2, así como en el sistema sanitario. Se prevé que la incidencia de la diabetes crecerá de forma alarmante desde los 171 millones de diabéticos del año 2000, hasta 366 millones en el año 2030. El aumento de la obesidad está estrechamente relacionado con el aumento de la diabetes tipo 2. Con el tiempo, la nefropatía diabética puede conducir a enfermedad renal avanzada, con la consiguiente necesidad de diálisis, y el incremento de los cuidados médicos y los recursos. La enfermedad renal ha triplicado su prevalencia en las últimas dos décadas, y está muy asociada al aumento del coste sanitario.

AMADEO fue un estudio aleatorizado, doble ciego, multicéntrico, de titulación forzada, con grupos paralelos, que incluyó 860 pacientes hipertensos (> 130 / 80mm Hg o con tratamiento antihipertensivo previo) con diabetes tipo 2 y nefropatía establecida, de 124 centros en 10 países. Los pacientes fueron aleatorizados
para recibir tratamiento con telmisartán 80 mg o losartán 100 mg. Para asegurar el control de la presión arterial en los dos grupos de pacientes se añadieron otros tratamientos (hidroclorotiazida o calcioantagonistas), exceptuando los ARA-II, los IECAs y los vasodilatadores directos, cuando fue necesario.

Tras un año de tratamiento, telmisartán fue significativamente más efectivo que losartán en la reducción de la proteinuria (presencia de proteínas en la orina). La variable principal del estudio se redujo en un 29% con telmisartán vs. un 20% con losartán; p= 0.0284.

La proteinuria es un marcador muy importante de nefropatía diabética severa y es también considerada un factor relevante de riesgo cardiovascular. Los resultados de los ensayos renales han mostrado que una reducción > 30% en seis meses está estrechamente relacionada con la disminución de la progresión a enfermedad renal avanzada y con la reducción de los eventos cardiovasculares.

AMADEO concluye exitosamente los estudios del programa PROTECTION que es un extenso programa de ensayos clínicos que evalúa telmisartán en varios estadios del continuo cardiovascular. Los ensayos han demostrado que telmisartán ofrece una reducción eficaz y estable de la presión arterial, así como protección de los órganos diana.

Telmisartán es un antagonista competitivo y altamente selectivo del receptor AT1 de la angiotensina II. Es el ARA-II con la semivida más larga (24 horas), se encuentra unido a proteínas plasmáticas en un 99.5% y se elimina casi por completo por vía no renal. Los ensayos han demostrado que telmisartán proporciona un control eficaz de la presión arterial durante las 24 horas del intervalo de dosis.


Para más información

Juan Blanco / Raquel Hernández
Comunicación
Bayer HealthCare
Tfno: 91 3915810
www.prensabayer.com

 

Copyright Bayer QFB 2001